Carrito adaptable

Siempre que uno se dispone a comprar un producto de algún tipo, normalmente lo primero que hace es informarse por internet, preguntar a amigos, familiares, en una tienda...todo esto como proceso previo a la compra que realiza en base a una información que ha recibido en un corto periodo de tiempo. Y esto es un problema, ya que en muchos casos después descubres que no has realizado la mejor compra posible.

Eso mismo puede pasar a la hora de comprar los carritos para bebés, y dado que no son un producto que la gente compre más de una vez podría decirse que no todo el mundo tiene la perspectiva correcta. Por ese motivo buscar modelos que se adapten a cualquier situación o tipo de persona son los más adecuados a la hora de adquirir un producto de estas características.

Carrito adaptable con todos sus accesorios

Este modelo está pensado para ser usado desde el nacimiento de nuestro hijo hasta los 3 años de edad, y no solo eso, sino que puede convertirse en silla de paseo en dos clicks. Esto último nos ahorra cargar con más accesorios o futuras incomodidades.

El carrito incluye un bolso muy bien pensado y adaptable, ya que está pensado para que no se golpee contra las piernas o contra el suelo a la hora de cambiar de posición. Un aspecto muy importante y en el que pocos suelen reparar es en la altura del manillar del carrito, ya que dependiendo de la altura de los padres puede llegar a ser incómodo o incluso malo para la espalda, ya que no todo el mundo mide lo mismo.

El manillar del modelo RB2 no solo puede cambiar de posición con facilidad, sino que se puede alargar o recoger en un instante, adaptándose así con comodidad a la altura de quién esté llevando el carrito de bebé en ese momento. Esto mismo puede aplicarse a cuando van con hermanos mayores en patín, evitando así que se alejen mucho.

Un detalle también a tener en cuenta es el freno, ya que podemos frenar en un instante desde el propio manillar, sin tener que buscar bloquear las ruedas. Esto no solo nos proporciona más comodidad, sino también evitar situaciones donde se atasca o incluso momentos de emergencia en los que no tenemos tiempo para buscar donde apretar.

La misma flexibilidad se aplica cuando se pliega este modelo, ya que se reduce a la altura de las rodillas y así ayuda en el transporte por ejemplo a la hora de cargarlo en un maletero. Además sus partes se puede separar fácilmente dejando mucho más cómodo su transporte por parte de dos personas.

Las rudas también puede ser extraíbles, y aunque para alguien que no tenga experiencia en este tema puede ser una tontería, lo cierto es que facilita mucho que se guarde o transporte ocupando menos espacio. Especialmente en viajes largos donde cada centímetro cuenta.

Como complementos extra podemos añadir un colchón más para mayor comodidad de tu bebé, y un adaptador de la marca Maxicos. Ambos extras aumentarán aún las posibilidad y el confort de este carrito que no paramos de recomendar. Se puede conseguir por 578€ en la web de Rocking Baby: https://rockingbaby.es


Top