'Start up' que ya están cambiando nuestros hábitos
29.10.2014Montse Mateos . Expansion.com

Que su negocio sea excusa para transformar comportamientos es lo que proponen estos emprendedores que pretenden hacer la vida más fácil a los clientes más tradicionales.

Blanca Garelly y Borja Garay crearon en 2008 BabyEco.

Blanca Garelly y Borja Garay crearon en 2008 BabyEco.

Las nuevas tecnologías y las redes sociales han transformado nuestra manera de trabajar y también la forma en la que nos relacionamos con los demás. Han sido además una auténtica revolución para los emprendedores que han convertido su uso en una herramienta más para atraer la atención de sus clientes.

Lo que a menudo pasa inadvertido es que muchos de estos nuevos negocios, con o sin ayuda de Internet, ya están cambiando nuestros hábitos. BabyEco está consiguiendo que la compra de artículos seminuevos para bebé se convierta en una práctica habitual. Dresseos se dedica al alquiler de vestidos y accesorios exclusivos, haciendo realidad el sueño de muchas mujeres sin que sufra su bolsillo, y los fundadores de Somos Sinapsis han creado una agencia digital para ofrecer soluciones a las empresas para el desarrollo de negocios en Internet.

Con ello, no sólo quieren transformar la forma de trabajar de las pequeñas y grandes compañías, sino también acostumbrar a los clientes a utilizar canales alternativos.Compra diferentePara Blanca Garelly, artífice junto con Borja Garay de BabyEco, lo más complicado ha sido convencer a los proveedores del producto: "En España no es habitual que la gente se desprenda de este tipo de artículos, la mayoría de la veces por nostalgia. Nosotros les ofrecemos la oportunidad de sacar dinero por ello, siempre y cuando el objeto esté en perfectas condiciones".

El gran desafío es convencer tanto al proveedor como al comprador de una nueva interacción

En BabyEco el producto se deja depositado hasta que se vende. "Vamos al 50%, respetando el IVA", aclara Garelly, quien se siente orgullosa de unas previsiones de facturación de un millón de euros para todo el grupo, una tienda en propiedad y diez franquiciadas, una de ellas en Bélgica. Potenciar la venta online y un servicio de reparaciones son algunos de los objetivos de estos emprendedores.

El ecommerce también es otro de los retos de Olaia Pose, fundadora de Dresseos, al que se suma aumentar la cartera de clientes para su negocio: alquiler de vestidos de fiesta de diseñadores nacionales e internacionales. "En nuestro país no existe esta costumbre. Las mujeres suelen optar por la compra para acudir a ocasiones especiales, fundamentalmente bodas o eventos". Esta joven, licenciada en publicidad y relaciones públicas y con experiencia en el ámbito de la moda, confiesa que también está resultando duro convencer a los diseñadores de renombre que "mediante el alquiler de sus prendas llegan a un público más amplio. Normalmente este colectivo es más creativo que empresario y explicarle que este canal puede ser otra opción para promocionar sus diseños a veces no es fácil".

En once meses, Dresseos ha gestionado 400 alquileres, por un precio medio de 70 euros. Pose asegura que en el 30% de los casos se trata de clientes recurrentes. La entrega a domicilio en tiempo y forma del artículo –también ofrece la posibilidad de alquiler de accesorios– es otro de los aspectos del negocio que esta emprendedora cuida hasta la excelencia.Cambio de modeloQue todo lo relacionado con la venta y promoción del producto sea impecable es el objetivo de Somos Sinapsis. Toni Garrido y Nicola Picasso se han propuesto darle la vuelta a la relación entre vendedor y cliente. Con su negocio pretenden integrar la venta online y offline, "cambiar el concepto, que tanto vendedores como compradores viajen de un lado a otro del modelo", aclara Garrido.

No hay que renunciar a ningún canal para generar la necesidad de compra de los usuarios

En este sentido, Somos Sinapsis analiza las necesidades del proyecto desde el punto de vista del negocio y elabora la estrategia diseñando herramientas ajustadas a necesidades concretas articulando la ejecución técnica. Lo que pretenden es planificar, ejecutar y gestionar. Por ejemplo, organizan eventos poniendo a disposición del usuario tabletas en las que puede dejar sus datos y preferencias de compra. "De esta manera, proveedor y cliente pueden establecer una relación más estrecha sin renunciar a ninguno de los dos canales, el online y el offline", concluye Garrido.

http://www.expansion.com/2014/10/29/emprendedores-empleo/emprendimiento/1414607670.html


Top